lunes, 10 de diciembre de 2018

CAMBIOS FACIALES AL ENVEJECER

El envejecimiento es un proceso dinámico que va originando una serie de cambios en las diferentes estructuras que conforman nuestra cara.


La Dra. Carlota Hernández Sanz, nos explica que conocemos bien los rasgos típicos de cada edad, así sabemos que la infancia (de 1 a 2 años) se caracteriza por unos ojos grandes, la cara redonda, las mejillas carnosas, la cabeza grande, las cejas planas y cortas y la nariz pequeña.
En los niños (de 2 a 14 años) observamos la falta de piezas dentales, aparición de pecas y acné, mejillas más planas, orejas de gran tamaño y una nariz todavía pequeña y ancha. El adulto joven (de 14a 24 años) es el que mayor coincidencia con la máscara de Marquardt o "máscara de la belleza" presenta y por tanto es la franja de mayor atractivo visual, eso sí con una gran variabilidad en los rasgos según el sexo y la raza. Y a partir de los 24 años nos alejamos del modelo de Marquardt, debido a los cambios fisiológicos propios del envejecimiento.

También hemos estudiado con detalle estos cambios y sabemos a que áreas afectan y la secuencia cronológica en la que lo hacen. Así podemos observar cambios en la estructura de la piel a partir de los 30 años con adelgazamiento de la dermis, hipertrofia del estrato corneo y enlentecimiento del turnover cutáneo, apareciendo las primeras señales de envejecimiento tales como líneas de expresión, manchas cutáneas y laxitud cutánea. 
Posteriormente se observan otros cambios que afectarán a los compartimientos grasos con pérdida de su volumen y descenso en su posición, a la musculatura facial con hipertrofia en algunos músculos y atonía en otros, laxitud ligamentosa y reabsorción ósea.

Se estima que en la aparición de estos cambios ligados al envejecimiento, el estilo de vida (alimentación, sueño, profesión, etc) condiciona en un 70% los mismos, siendo la genética responsable del otro 30%.

A la hora de tratar a nuestros pacientes, en Arts Médica revisamos y abordamos concienzudamente aquellos hábitos: tabaco, sol, estrés, falta de sueño, dieta ácida, hidratación insuficiente, déficit de aporte proteico, falta de cuidados cosméticos, que pueden estar influyendo en este proceso.
Sin embargo, si queremos contar con un diagnóstico completo, es indispensable tener en cuenta los antecedentes familiares en el modelo de envejecimiento facial.
Algo que sí estamos habituados a tener en consideración en otras patologías médico-estéticas (obesidad, patología venosa, alopecia, etc), sigue siendo una práctica poco habitual a la hora de abordar el envejecimiento facial, nos comenta la Dra. Carlota Hernández Sanz.

 En Arts Médica disponemos de diferentes tratamientos que nos ayudan a prevenir y tratar estos cambios, permitiendo un envejecimiento saludable de nuestra cara.
Y si quieres saber mas sobre como puedes abordar los cambios relacionados con el envejecimiento y como podemos ayudarte en Arts Médica, te invitamos a visitar nuestra página web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario