lunes, 15 de octubre de 2018

MICROBIOTA Y PROBIOTICOS ¿CÓMO INFLUYEN EN NUESTRA SALUD? 2º SIMPOSIO NACIONAL

La Dra. Carlota Hernández ha asistido al segundo Simposio Nacional sobre Microbiota, que ha tenido lugar el pasado mes de marzo en la ciudad de Valencia.

Durante el mismo, se han expuesto todas las novedades que se van conociendo, sobre el papel que las bacterias intestinales desempeñan en nuestra salud.



Así sabemos por ejemplo, que son indispensables a nivel metabólico puesto que contribuyen a la producción de ácidos grasos esenciales, vitaminas y aminoácidos; son imprescindibles para la absorción de calcio de nuestros huesos; desempeñan un papel primordial en nuestra defensa, ya que tiene un efecto barrera que nos protege frente a patógenos externos; contribuyen al control de la proliferación y diferenciación del epitelio intestinal.

Pero no sabíamos que también son capaces de modular la respuesta inflamatoria a distancia, por ejemplo, disminuyendo los efectos nocivos de un infarto o que, ayudan al sistema inmune a hacer frente mejor a determinados tumores y/o responder de forma mas eficaz a la inmunoterapia en pacientes con melanoma resistentes a la quimioterapia clásica.

Cuando hablamos de Microbiota, nos estamos refiriendo al conjunto de bacterias que viven de forma habitual en nuestro organismo. Está constituida por entre 500 y 1000 especies distintas y todas juntas pesan alrededor de 1kg. Las distintas bacterias van variando a lo largo de nuestra vida y solo un 25% de ellas, es decir unas 60 especies, son comunes a todos los individuos.
Nuestra microbiota está compuesta fundamentalmente por proteobacterias, fimicutes, actinobacterias y bacteroidetes.

El factor clave para determinar la composición de la microbiota es la dieta. Y ésta debe incluir azúcares, principalmente en forma de cereales integrales, puesto que es su alimento esencial. Una dieta rica en vegetales tendrá bacterias prevotella y en una dieta rica en grasa y carnes rojas predominarán las bacteroidetes. Somos los que comemos.
Utilizaremos el término Disbiosis, para referirnos al desequilibrio en la cantidad y/o composición de nuestra microbiota. Y esta alteración está en la base de la mayoría de enfermedades crónicas actuales: Diabetes, Obesidad, Enfermedad Inflamatoria Intestinal, Dermatitis atópica, Dislipemias.

Nos cuentan los expertos, que hemos padecido una pérdida de diversidad intestinal con respecto a nuestros ancestros, en los últimos 100 años. Y eso ha influido en la capacidad de reconocimiento de lo innato, por parte de nuestro sistema inmune, que nos permite distinguir entre lo que nos hace daño y lo que no, por ejemplo, no permite tolerar el gluten o el polen, cuando no son peligrosos para el organismo.

Nos referiremos a los Probióticos para denominar a los microorganismos vivos que confieren algún beneficio a nuestra salud. La principal fuente natural de probióticos es la leche fermentada y sus derivados. Y hablaremos de Prebióticos para señalar a los ingredientes fermentados selectivamente, que dan lugar a cambios en la microbiota, ayudando a que esta se desarrolle y asiente con facilidad. Por último, llamaremos Simbióticos, a aquellos preparados que unen ambos, en un mismo compuesto.

La administración de estos simbióticos, seleccionados según la edad, hábitos alimenticios, patologías asociadas y hábitos de cada persona, pueden ayudarnos a tratar y minimizar algunos de sus síntomas.
En Arts Médica empleamos este tipo de complementos alimenticios, junto con dietas personalizadas según el objetivo que deseamos alcanzar. Y si quieres saber mas sobre nuestros programas de nutrición, te invitamos a visitar nuestra página web.


No hay comentarios:

Publicar un comentario