lunes, 14 de mayo de 2018

CUIDADOS para una EXPOSICIÓN SOLAR RESPONSABLE

Mayo ha llegado y con él, los primeros días de playa y sol. Una adecuada preparación de la piel, nos garantiza un bonito bronceado, minimizando los efectos nocivos del sol sobre la misma, tales como su envejecimiento prematuro, la aparición de manchas e hiperpigmentaciones o la reactivación de un brote acnéico o herpético, además no protegerá frente a sus complicaciones más graves como el melanoma y otros tipos de cáncer de piel. 

En Arts Médica, nos gusta basar esta preparación en tres pilares: 

ANTES de la EXPOSICIÓN SOLAR 


Debe iniciarse de 2 a 3 meses antes de la exposición solar y conviene mantenerla, al menos, durante todo el tiempo que dure la misma. 


  • Fotoprotección Oral
    Se basa en la administración vía oral, de suplementos vitamínicos tales como el Polypodium Leucotomo, el Pygnogenol o el Ac. Tranexámico, específicamente elaborados, para dotar a la piel de las adecuadas defensas frente a las radiaciones solares. 

  • Dieta Fotoprotectora
    Durante la primavera, podemos administrar mediante una dieta rica en betacarotenos y biflavonoides, los suplementos vitamínicos mas adecuados para enfrentarnos con seguridad, a la exposición solar del verano. En ella será importante incluir alimentos ricos en licopenos y luteína, con alto contenido en Vitamina C y E y con una buena dosis de polifenoles. Te invitamos a permanecer atentos a nuestro blog de noticias, si deseas aprender más sobre la dieta fotoprotectora o a visitar nuestra web donde podrás revisar nuestro video: "Alimento y Medicina".





  • Por último, conviene repasar la historia médica y farmacológica del paciente, para detectar posibles fármacos fotosensibles, que predispongan la aparición de manchas solares u otras lesiones hiperpigmentadas. 

DURANTE LA EXPOSICIÓN SOLAR 

Además de lo anteriormente mencionado, deberemos incluir siempre: 



  • Fotoprotección Tópica, adecuada a cada fototipo y a las características nutricionales y de hidratación, de cada tipo piel.
    Sabemos que el sol es el responsable del 80% del envejecimiento cutáneo. Y que el uso diario de un fotoprotector, ralentiza este deterioro en un 25%. Por tanto, la mejor crema anti-envejecimiento que me gusta recomendar, nos dice la Dra. Carlota Hernández Sanz, es un buen fotoprotector solar.
    Además, nos recuerda que el uso de FPS clásicos de barrera, disminuyen la producción de radicales libres en un 55% y previenen el cáncer de piel. Y el uso de FPS de nueva generación con antioxidantes incorporados en su formulación, son capaces de disminuir esa producción en un 17% más.

¿Y cómo utilizar correctamente el fotoprotector? Recordar estos consejos: 


    • Aplicar sobre la piel limpia e hidratada
    • Evitar el uso de productos que contengan perfumes, ya que pueden producir manchas en la piel
    • Aplicar 30 min antes de exponerse al sol y en cantidad abundante
    • Repetir la aplicación cada 2 horas y/o después del baño o de una sudoración excesiva
    • Extremar las precauciones en las zonas más sensibles al sol, tales como la cara, el cuello, el escote, las orejas, la calva y el empeine. En la cara es recomendable usar FPS todo el año.

Consejos y precauciones para tomar el sol


  • Usar gorros y gafas de sol homologadas que absorban la radiación solar. 
  • Evitar el sol entre las 12 y las 16 h
  • Practicar una exposición solar progresiva, que consiste en no exponerse más de 15-20 minutos, cuando comencemos a tomar el sol, pudiendo aumentar la dosis en 10 min. al día, durante los primeros 15 días. 
  • Mantener las mismas precauciones cuando esté nublado, ya que las radiaciones UV atraviesan las nubes. 
  • Tener cuidado con las superficies reflectoras como el agua, la arena de la playa o la nieve, que aumentan el índice de exposición por el efecto lupa. Y precaución en zonas tropicales o de alta montaña donde la intensidad de la radiación es muy elevada.
  • Mantener una hidratación adecuada, para dotar a la piel de una reserva hídrica, que prevenga la deshidratación secundaria a la fotoexposición solar. Se aconseja beber abundante agua durante y tras la toma de sol.

TRAS la EXPOSICIÓN SOLAR 


Debe realizarse una vez concluido el periodo de exposición solar. Y se basa en la revisión del estado de la piel y sus lesiones: efélides (pecas), léntigos y/o manchas antiguas y/o de reciente aparición, que nuestra piel presente. Un médico especialista podrá ayudarle en la restitución de los componentes perdidos y en la reparación del posible daño generado. Dra. Carlota Hernández Sanz 

No hay comentarios:

Publicar un comentario