lunes, 12 de febrero de 2018

SE ME CAE EL PELO ¿QUÉ PUEDO HACER?


LA PERDIDA DE PELO O LA FRAGILIDAD CAPILAR PUEDE SER EL PRIMER SIGNO DE UNA ENFERMEDAD


La caída del cabello es un fenómeno fisiológico que ocurre de forma natural en todos nosotros. Tiene un componente estacional, por ello la notamos más en primavera y otoño y se incrementa a medida que cumplimos años, asociado entre otros factores, a la alteración de la microcirculación.

No obstante, la caída del pelo también puede ser el primer signo de algunas patologías que pueden afectar solo al pelo o ser la primera manifestación de enfermedades más complejas.



Las causas de alopecia que con más frecuencia la Dra. Carlota Hernández observa en su clínica son:
  • Alopecia Androgénica
Es la forma de alopecia mas frecuente entre los varones, que presentan entradas a ambos lados de la frente a edad temprana y que suelen contar con antecedentes familiares.
  • Alopecia Endocrina
Algunas patologías hormonales como el Hipotiroidismo y/o algunos cambios hormonales fisiológicos, como los observados durante la Menopausia, el Embarazo o en situaciones de Estrés, pueden estar en el origen de la caída de cabello que observamos en algunas personas, sobretodo mujeres afectadas por estas patologías, que presentan una pérdida de densidad capilar generalizada.
  • Alopecia Carencial
Enfermedades como la Anemia o situaciones caracterizadas por una falta de determinados nutrientes esenciales para el crecimiento del pelo, tales como el hierro, el ácido fólico, el cobre, etc,  pueden originar una caída anómala del pelo o una extremada fragilidad del mismo, que se rompe con facilidad ante situaciones cotidianas como el cepillado.
  • Alopecia Autoinmune
Algunas patologías llamadas autoinmunes, por ejemplo la Alopecia Areata, son responsables de un tipo particular de alopecia, caracterizada por la aparición de placas sin pelo.

Determinar el tipo de alopecia y revisar la historia médica y farmacológica del paciente, para detectar posibles fármacos (anabolizantes, corticoides, citotóxicos) u otros tóxicos, que predispongan la caída del cabello, es imprescindible para establecer un adecuado protocolo de tratamiento y seleccionar los fármacos más idóneos.

Así como, realizar una revisión concienzuda de los hábitos de vida que ayude a nuestro paciente a disminuir los agentes que interfieran con el normal crecimiento del pelo.
Suprimir el tabaco, para no incrementar el daño sobre los pequeños vasos sanguíneos encargados de aportar el oxígeno y los nutrientes esenciales a nuestros folículos pilosos, es indispensable para gozar de una buena salud capilar.

Y dormir entre 6 y 8 horas, es fundamental para que se renueve nuestra masa capilar.

En Arts Médica nos gusta establecer una dieta adecuada que garantice un correcto aporte de nutrientes a nuestro pelo, en la que incluimos algunos alimentos importantes para la salud capilar como por ejemplo:
  • Biotina, presente en los cereales integrales, la yema de huevo y el hígado.
  • Ac. fólico,  que encontramos en el brócoli, el aguacate y la remolacha.
  • Vit.B, de los cereales integrales y los frutos secos.
  • Hierro, habitual en los moluscos, las legumbres y los pistachos.
  • Magnesio, presente en los mariscos y las legumbres.
  • Selenio,  que encontramos en las judías, las setas, los champiñones y los ajos.
  • Silicio, de los cereales integrales.

Entre los tratamientos que realizamos para detener la pérdida de pelo y estimular su crecimiento, la Dra. Carlota Hernández destaca la Mesoterapia Capilar.

Una técnica sencilla que permite aportar de forma directa, rápida y efectiva, aquellos nutrientes y/o fármacos que nuestros folículos pilosos necesitan, para llevar a cabo su función de renovación capilar con éxito.


Como punto de partida, se recomienda realizar una sesión a la semana, con fármacos de acción reguladora hormonal, capacidad vasodilatadora y nutrientes básicos, hasta que la caída referida por el paciente y objetivada durante la exploración por el personal de la clínica, ceda. 

A partir de ese momento se pueden utilizar fármacos que estimulen el crecimiento del pelo, como los péptidos biomiméticos o los factores de crecimiento, contribuyendo con ellos a consolidar la fase anágena. Y fármacos tales como el ac. hialurónico, las vitaminas y los aminoácidos, que mejoren las características del pelo, su grosor, su brillo y su resistencia. Estos pueden ser infiltrados con intervalos de 15  a 21 días, según la evolución.

La Dra. Carlota Hernández aconseja realizar una sesión semanal en los tratamientos de choque y una sesión quincenal o mensual en la fase de mantenimiento. Y en caso de requerir un mantenimiento, se aconseja pautar sesiones mensuales en las que se elegirá el fármaco más adecuado según el estado observado en el cuero cabelludo del paciente.

Dra. Carlota Hernández Sanz

No hay comentarios:

Publicar un comentario