martes, 27 de febrero de 2018

QUE TU ALIMENTO SEA TU MEDICINA: ¿QUÉ DIETA DEBO SEGUIR DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA?

Estás viviendo una etapa maravillosa, repleta de emociones y con multitud de preguntas y dudas. ¿Quieres saber como cuidarte durante estos meses? ¿Te preocupa estar alimentando bien a tu hijo? ¿Necesitas consejo para paliar los síntomas que tu cuerpo experimenta?

En Arts Médica estamos encantados de ayudarte y siguiendo nuestra filosofía de “que tu alimento sea tu medicina”, queremos ofrecerte algunos consejos, que pueden ser útiles para disfrutar al máximo de esta experiencia.





Durante el EMBARAZO puedes observar algunos de los siguientes síntomas. Y con estos alimentos, podrás hacerles frente: 

  • Estreñimiento: puedes prevenirlo con alimentos ricos en fibra como la manzana con piel, el plátano con los hilos, kiwi, calabaza, tomates, guisantes, espinacas o cereales integrales.
  • Acidez: te ayudará a evitarla el consumo de 2 o 3 rodajas de piña natural.
  • Anemia: puedes prevenirla consumiendo alimentos ricos en hierro, tales como las hojas verdes, los melocotones, los moluscos, las legumbres y las carnes rojas. Y con alimentos ricos en Ac. Fólico, como las hojas verdes. Acompañarlos con la Vitamina C de los cítricos, las fresas y el kiwi te ayudarán a mejorar su absorción.
  • Bocio: debes prevenirlo tomando sal yodada.
  • Edemas: evítalos  prescindiendo de las conservas, los alimentos pre-cocinados y el exceso de sal.
  • Vómitos: comer cantidades pequeñas, al menos 5 veces/día y beber entre comidas, te ayudará a controlarlos. Y evitar alimentos muy condimentados o especiados, será útil para prevenirlos.
  • Reabsorción ósea: puedes prevenirla tomando alimentos ricos en calcio como la leche pasteurizada y los yogures, las almendras y las legumbres. Y si te sienta mal la leche de vaca, prueba con la de avena, arroz o almendras.


Durante los 9 meses que dura el embarazo, la Dra. Carlota Hernández considera muy importante que sigas estas medidas:

  • Cuidado con los QUESOS frescos o de untar. Tómalos solo si están elaborados con leche pasteurizada. Y quita la corteza a todos, para evitar la Listeria.
  • Evita las CARNES poco hechas o crudas. No es aconsejable tomar paté, ni fiambres curados para evitar el Toxoplasma. Aunque sí puedes tomar jamón si previamente lo congelas.
  • Evita los grandes PESCADOS azules, por ejemplo el atún y sustitúyelos por pescado azul pequeño como las sardinas o los boquerones, para obtener una buena dosis de Omega 3 y evitar el mercurio.  Recuerda que no debes comer pescado crudo como el sushi, ceviche, carpaccio, ahumados o marinados,  si no los congelas previamente, para evitar el Anisakis.
  • No tomes HUEVO crudo y evita las salsas y los postres caseros con huevo, tales como la mahonesa, la mousse, los merengues y los helados.
  • Reducir la cafeína presente en bebidas como el café, té, cola, bebidas energéticas o el mate.
  • No consumir alcohol, ni tabaco.


Y si tu hijo ya ha nacido y has elegido darle el pecho, recuerda que la LACTANCIA materna ayuda a fortalecer el sistema inmunitario de tu bebé, le protege de la obesidad en la edad adulta, te ayuda a prevenir la diabetes y el cáncer de mama y ovario y crea un vínculo madre-hijo, que asegura una adecuada relación de apego entre ambos.

Eso sí, hay algunas medidas que conviene adoptar para que ambos disfrutéis con la experiencia:
  • Toma sal yodada y pescado azul pequeño, para garantizar el aporte de yodo, que el desarrollo neurológico de tu hijo necesita.
  • No precisas un dieta especial, ni tienes ningún alimento prohibido, sin embargo es importante que recuerdes que el aroma de los alimentos pasa a la leche y ésta puede cambiar su sabor y su olor. 
  • Sí conviene evitar o al menos consumirlos justo después de la toma de pecho, los alimentos con grandes dosis de cafeína, tales como el café, el té, las bebidas de cola y el chocolate, ya que pueden producir irritabilidad y déficit de sueño en tu bebe. 
  • No se ha demostrado que exista ningún alimento que ayude a producir más leche. Si estás preocupada por la cantidad, recuerda que la lactancia a demanda, es una de las estrategias mas eficaces para aumentar su producción.  Y no olvides mantener una buena hidratación.
  • En cuanto al alcohol y el tabaco, ambos resultan muy perjudiciales para la salud de la madre y el hijo, por eso te recomendamos no fumar ni beber durante toda la lactancia. Y en el caso de hacerlo, recuerda no fumar dentro de casa, no dar el pecho hasta pasadas 3 horas desde la última copa, no dormir junto al bebe y tomarse esa copa o fumarse es cigarro, justo después de la toma de leche.



Dra. Carlota Hernández Sanz

No hay comentarios:

Publicar un comentario