lunes, 21 de mayo de 2018

FÁRMACOS PARA LA OBESIDAD ¿DÓNDE ESTAMOS?

La obesidad afecta ya al 35,5% de los varones y al 40,8% de las mujeres mayores de 60 años.

Los niños y adolescentes con obesidad se han multiplicado por 10 en los últimos 40 años.

Según la OMS, las muertes relacionadas con la obesidad y el sobrepeso suman 2,8 millones de personas al año.

Y la obesidad y el sobrepeso, que se habían relacionado con el cáncer de colon, recto, esófago, riñón, mama y endometrio, recientemente y tras la revisión de un grupo de 21 expertos internacionales, de más de 1000 estudios publicados, se han vinculado con 8 nuevos tipos de cáncer: estómago, hígado, páncreas, ovario, tiroides, meningioma y mieloma múltiple.

Estamos ante un pandemia global y no es de extrañar que cada día sean más los pacientes que acuden a nuestras consultas, demandando tratamientos que les ayuden a reducir el exceso de grasa corporal.


Tratamiento para la obesidad


Disponemos de diferentes estrategias terapéuticas eficaces y seguras para ayudarles.
El tratamiento nutricional y la pauta de actividad física son 2 de los pilares fundamentales para hacer frente a esta enfermedad.
Sin embargo, en ocasiones se hace necesario recurrir al tratamiento farmacológico para completar un trípode terapéutico más eficaz.
La OMS recomienda el uso de dichos fármacos en pacientes con Obesidad  (IMC > 30) y/o en aquellos afectados de Sobrepeso (IMC > 25) con factores de riesgo asociados.

En la actualidad nuestro arsenal terapéutico es limitado por lo que combinamos fármacos clásicos para el tratamiento de la obesidad como el Orlistat, con otros que han demostrado su eficacia como co-adyuvantes en el control del peso tales como la Liragluitida, la Naltroxona, el Bupropion, la Metformina, el Topiramato o los IRSS. 

Cada uno de ellos se caracteriza por un mecanismo de acción particular:
  1. Orlistat 120mg, 60 mg (XENICAL ®, ALLI ®):  estimula la pérdida de peso, mejora el perfil lipídico y disminuye el riesgo de diabetes mellitus tipo 2.
  2. Naltroxona/Bupropion 8/90 mg (MISYMBA ®): disminuye el apetito, incrementa el gasto energético y bloquea los atracones, porque mantiene estables los niveles de dopamina.
  3. Metformina 850 mg (DIAMBEN ®): disminuye la apetencia por hidratos, mejora el perfil de resistencia a la insulina y se ha demostrado especialmente eficaz en pacientes afectadas de Ovario Poliquístico.
  4. Topiramato 25, 50 mg (TOPAMAX ®): ayuda a controlar los atracones, al incidir sobre la conducta compulsiva.
  5. Fluoxetina 10, 20 mg: contribuye a disminuir la ansiedad y el apetito asociado a la misma.
  6. Todos ellos administrados vía oral.
  7. Liragluitida 3mg (VICTOZA ®): análogo GLP1 que disminuye el apetito y aumenta la sensación de saciedad.

Este último administrado vía subcutánea.

Y estas estrategias pueden ser complementadas por tratamientos médico-estéticos de remodelación corporal, con fármacos y dispositivos médicos que administraremos de forma localizada, intradérmica o subcutánea profunda, siempre baja la supervisión de un médico especialista.

Conviene distinguir y clasificar según su acción terapéutica entre:

  • Fármacos LIPOLITICOS, que estimulan el consumo y/o eliminación del los trigliceridos acumulados en las vacuolas adipocitarias, respetando la integridad del adipocito. Es decir, que consiguen reducir el tamaño de nuestras células grasas al disminuir su contenido, permitiéndonos perder centímetros de zonas localizadas.
    Estos serán administrados vía mesoterapéutica o subcutánea profunda, según la indicación específica del fabricante. Son bien tolerados y no requieren cuidados especiales tras su aplicación.
  • Fármacos ADIPOCITOLÍTICOS, que producen una Lisis o destrucción del adipocito, con salida de triglicéridos al intersticio, necrosis celular, infiltrado inflamatorio y fibrosis residual. Actualmente solo podemos emplear este tipo de fármacos en el tratamiento de la grasa de la papada.
    La técnica de administración es particular y característica de cada uno de ellos: Intralipoterapia para Aqualyx® y EASI para Belkira®. Y ambas requieren un entrenamiento específico para evitar complicaciones. Los efectos secundarios asociados a este tipo de tratamientos (eritema, edema, hematomas, dolor, etc) van a necesitar implementar una serie de medidas post-tratamiento para minimizar las molestias en los pacientes tratados. Y los resultados obtenidos mediante la disminución del número de adipocitos en la zona tratada, perdurarán en el tiempo. 
  • Fármacos APOPTÓTICOS, que desencadenan una Muerte celular programada, estimulada por estímulos externos, mediante la  activación de caspasas y nucleasas y con formación de cuerpos apotóticos. A este proceso se le llama hidrolipoclasia con suero hipoosmolar y suele acompañarse de ultrasonidos para mejorar su efectividad.


La elección de uno u otro principio activo, así como la combinación entre ellos, va a depender del objetivo a alcanzar. Elegir y explicar con detalle los resultados esperables y los efectos secundarios asociados, es responsabilidad del médico especialista. En Arts Médica somos especialistas en la selección y administración de dichos principios activos.

martes, 15 de mayo de 2018

TRATAMIENTO de la HIPERHIDROSIS SUDO EN EXCESO ¿QUÉ PUEDO HACER?

El cuerpo humano produce normalmente sudor para regular su temperatura. Y para ello cuenta con unos cinco millones de glándulas sudoríparas.

Ante estímulos como el calor, el ejercicio o el estrés, se origina una orden en el cerebro, que es transmitida por el Sistema Nervioso Simpático a nuestras glándulas exocrinas, para que produzcan sudor.

Sin embargo algunas personas, producen sudor de forma constante y excesiva, incluso en ausencia de estos estímulos. Es en estos casos en los que nos debemos plantear si estamos afectados de una HIPERHIDROSIS.

Es el nombre que la medicina da a la sudoración excesiva.


Exceso de sudoración


Su diagnóstico es clínico y es el propio paciente el que se diferencia del resto, observando que suda profusamente sin motivo aparente y en forma desmesurada para lo considerado normal.

La hiperhidrosis es una alteración que condiciona una intensa afectación del estado psíquico de la persona que lo sufre y que dificulta sus relaciones sociales, tanto como su actividad profesional.
La presencia de sudoración excesiva hace que la piel esté mojada, traspase la ropa especialmente en las axilas y se produzca olor desagradable por la descomposición del sudor.
Todo esto contribuye a alterar la imagen corporal de la persona y generar el estrés psicosocial que sufren los pacientes con hiperhidrosis.

Hay que diferenciar entre las distintas causas que motivan esta sudoración excesiva.
La hiperhidrosis primaria se da principalmente en las palmas de la mano, axilas, frente y planta de los pies.
Su causa no es conocida, pero se sabe que está relacionada con una hiperactividad de las fibras simpáticas y un aumento de la respuesta periférica sudomotora, lo que condiciona una sobreactividad de las glándulas sudoríparas.
Tiene tendencia a afectar a varios miembros de la familia y una incidencia en la población joven entre el 0,1 y 0,3%.

Pero podemos observar también hiperhidrosis como fenómeno secundario a otras patologías: el hipertiroidismo, la obesidad, la menopausia, el embarazo y algunos tumores pueden originar entre otros síntomas, la aparición de una sudoración excesiva y generalizada, generalmente de predominio nocturno.

Diferenciar entre ambas es clave para instaurar el tratamiento mas adecuado, por lo que la Dra. Carlota Hernández nos recomienda consultar a un especialista médico en caso de sufrir estas molestias.
Para la hiperhidrosis leve, los antitranspirantes comercializados en forma de pomadas con sales de aluminio, pueden ser suficiente y son el primer paso.
Se pueden aplicar directamente o emplear dispositivos de iontoforesis que permitan una mejor absorción de estos activos.

Pero si el problema persiste, es el momento de plantearse otras técnicas y en Arts Médica, nos decantamos por el uso de la toxina botulínica, que se ha demostrado eficaz y segura para el tratamiento de esta patología, convirtiéndose en la opción preferida por los profesionales médicos, dejando la cirugía solo para los casos más graves y/o resistentes.

Basado en microinyecciones de toxina botulínica, se produce una relajación del músculo liso de la glándula sudorípara apocrina, que deja de producir sudor, siendo en la actualidad un tratamiento de primera línea, contra la sudoración excesiva.
La toxina actúa a nivel de las terminaciones colinérgicas de los ganglios simpáticos que inervan las glándulas sudoríparas, consiguiendo detener la producción del sudor durante un tiempo que oscila entre 6 y 9 meses.

Su aplicación es rápida, sencilla y muy segura, por lo que se convierte en un tratamiento muy demandado y altamente satisfactorio. Con un tratamiento contra la sudoración excesiva, en 30 minutos, conseguirás eliminar el sudor durante 6 a 9 meses.

Su efecto es muy notable y comienza a notarse en 2-3 días tras la administración del medicamento. Sin efectos secundarios, ni complicaciones, es especialmente efectivo en el tratamiento del sudor en las axilas, pero también lo es para eliminar el sudor de la frente, manos y pies.

La incorporación del paciente a sus actividades cotidianas es inmediata, y la mejoría de los síntomas muy notable, por lo que el paciente tratado ya no tiene motivo para sentirse inseguro por la excesiva sudoración. Siendo el tratamiento igual de efectivo para hombres y mujeres.

Dra. Carlota Hernández Sanz

lunes, 14 de mayo de 2018

CUIDADOS para una EXPOSICIÓN SOLAR RESPONSABLE

Mayo ha llegado y con él, los primeros días de playa y sol. Una adecuada preparación de la piel, nos garantiza un bonito bronceado, minimizando los efectos nocivos del sol sobre la misma, tales como su envejecimiento prematuro, la aparición de manchas e hiperpigmentaciones o la reactivación de un brote acnéico o herpético, además no protegerá frente a sus complicaciones más graves como el melanoma y otros tipos de cáncer de piel. 

En Arts Médica, nos gusta basar esta preparación en tres pilares: 

ANTES de la EXPOSICIÓN SOLAR 


Debe iniciarse de 2 a 3 meses antes de la exposición solar y conviene mantenerla, al menos, durante todo el tiempo que dure la misma. 


  • Fotoprotección Oral
    Se basa en la administración vía oral, de suplementos vitamínicos tales como el Polypodium Leucotomo, el Pygnogenol o el Ac. Tranexámico, específicamente elaborados, para dotar a la piel de las adecuadas defensas frente a las radiaciones solares. 

  • Dieta Fotoprotectora
    Durante la primavera, podemos administrar mediante una dieta rica en betacarotenos y biflavonoides, los suplementos vitamínicos mas adecuados para enfrentarnos con seguridad, a la exposición solar del verano. En ella será importante incluir alimentos ricos en licopenos y luteína, con alto contenido en Vitamina C y E y con una buena dosis de polifenoles. Te invitamos a permanecer atentos a nuestro blog de noticias, si deseas aprender más sobre la dieta fotoprotectora o a visitar nuestra web donde podrás revisar nuestro video: "Alimento y Medicina".





  • Por último, conviene repasar la historia médica y farmacológica del paciente, para detectar posibles fármacos fotosensibles, que predispongan la aparición de manchas solares u otras lesiones hiperpigmentadas. 

DURANTE LA EXPOSICIÓN SOLAR 

Además de lo anteriormente mencionado, deberemos incluir siempre: 



  • Fotoprotección Tópica, adecuada a cada fototipo y a las características nutricionales y de hidratación, de cada tipo piel.
    Sabemos que el sol es el responsable del 80% del envejecimiento cutáneo. Y que el uso diario de un fotoprotector, ralentiza este deterioro en un 25%. Por tanto, la mejor crema anti-envejecimiento que me gusta recomendar, nos dice la Dra. Carlota Hernández Sanz, es un buen fotoprotector solar.
    Además, nos recuerda que el uso de FPS clásicos de barrera, disminuyen la producción de radicales libres en un 55% y previenen el cáncer de piel. Y el uso de FPS de nueva generación con antioxidantes incorporados en su formulación, son capaces de disminuir esa producción en un 17% más.

¿Y cómo utilizar correctamente el fotoprotector? Recordar estos consejos: 


    • Aplicar sobre la piel limpia e hidratada
    • Evitar el uso de productos que contengan perfumes, ya que pueden producir manchas en la piel
    • Aplicar 30 min antes de exponerse al sol y en cantidad abundante
    • Repetir la aplicación cada 2 horas y/o después del baño o de una sudoración excesiva
    • Extremar las precauciones en las zonas más sensibles al sol, tales como la cara, el cuello, el escote, las orejas, la calva y el empeine. En la cara es recomendable usar FPS todo el año.

Consejos y precauciones para tomar el sol


  • Usar gorros y gafas de sol homologadas que absorban la radiación solar. 
  • Evitar el sol entre las 12 y las 16 h
  • Practicar una exposición solar progresiva, que consiste en no exponerse más de 15-20 minutos, cuando comencemos a tomar el sol, pudiendo aumentar la dosis en 10 min. al día, durante los primeros 15 días. 
  • Mantener las mismas precauciones cuando esté nublado, ya que las radiaciones UV atraviesan las nubes. 
  • Tener cuidado con las superficies reflectoras como el agua, la arena de la playa o la nieve, que aumentan el índice de exposición por el efecto lupa. Y precaución en zonas tropicales o de alta montaña donde la intensidad de la radiación es muy elevada.
  • Mantener una hidratación adecuada, para dotar a la piel de una reserva hídrica, que prevenga la deshidratación secundaria a la fotoexposición solar. Se aconseja beber abundante agua durante y tras la toma de sol.

TRAS la EXPOSICIÓN SOLAR 


Debe realizarse una vez concluido el periodo de exposición solar. Y se basa en la revisión del estado de la piel y sus lesiones: efélides (pecas), léntigos y/o manchas antiguas y/o de reciente aparición, que nuestra piel presente. Un médico especialista podrá ayudarle en la restitución de los componentes perdidos y en la reparación del posible daño generado. Dra. Carlota Hernández Sanz 

martes, 8 de mayo de 2018

QUE TU ALIMENTO SEA TU MEDICINA: ¿QUÉ DIETA DEBO SEGUIR SI TENGO CELULITIS? ¿ALIMENTOS PARA MANTENER A RAYA LA CELULITIS?

¿Estás cansada de verte celulitis? ¿Te desanimas cada verano al ver que no consigues resultados? No estás sola. La celulitis es una auténtica patología crónica y uno de los principales problemas que afectarán a la mujer a lo largo de su vida, ya que se estima afecta a un 90% de las mujeres después de la pubertad. Así que lo que te tiene que preocupar es, si tú no tienes celulitis. 

En Arts Médica estamos encantados de ayudarte y siguiendo nuestra filosofía de "que tu alimento sea tu medicina", queremos ofrecerte algunos consejos, que pueden ser útiles para mantener bajo control esta molesta tara estética.




Lo primero que debes saber, nos explica la Dra. Carlota Hernández, es que los acúmulos locales de grasa, atrapada entre los haces fibrosos de una celulitis, no responden bien al tratamiento dietético clásico ni mejoran con una pérdida significativa de peso. De hecho, podemos encontrar chicas muy delgadas afectadas de celulitis y observamos con frecuencia, como la celulitis se hace mas visible en pacientes que han perdido peso. 

Lo primero que te vamos a pedir es que mantengas a raya el estrés, ya que favorece la compulsión alimenticia, normalmente con una dieta acidificante, que liberará sustancias pro-inflamatorias y agravará tu celulitis.  

El principal error alimenticio para una paciente afectada de celulitis, es seguir una dieta acidificante, con exceso de grasas y azucares de absorción rápida con alto índice glucémico, con exceso de sal, con déficit de proteínas y carencia de frutas y verduras, ricas en vitaminas y minerales antioxidantes.

Para controlar la celulitis, debes seguir una dieta alcalinizante, rica en frutas y verduras frescas, con un aporte proteico adecuado, sobretodo en la cena para prevenir los edemas, rica en fibra para evitar el estreñimiento, baja en carbohidratos de absorción rápida y grasas saturadas pro-inflamatorias y con un consumo de sal moderado, que evite la retención de líquidos. 

Por otra parte, la ingesta de algunos alimentos, puede serte de ayuda para prevenir la celulitis. Toma nota: 

  • Los plátanos, ricos en potasio y fibra, mejoran la retención de líquidos y el estreñimiento. 
  • El romero, mejora la circulación y estimula la síntesis de colágeno y elastina. 
  • El aceite de girasol, rico en vitamina E y B6, ayuda a reparar los tejidos dañados. 
  • La clara de huevo, una fuente de proteínas, te servirá para regenerar la piel. 
  • La cerveza sin alcohol, es saciante y diurética. 
  • El chile picante, es rica en capsaicina y te ayudará a quemar grasas. 


Y no debes olvidar hidratarte adecuadamente, para ello, recuerda beber 1,5 litro de agua al día. Puedes hacerlo en forma de infusiones como el té negro y rojo, que son buenos lipolíticos o el té verde que es un gran drenante. 

Para terminar, te invitamos a visitar nuestra página web, donde podrás encontrar mas información sobre la celulitis. Y te pedimos que revises nuestro blog de noticias, si deseas saber mas sobre como y porque se produce la celulitis y con que tratamientos contamos para mantenerla a raya.




Dra. Carlota Hernández Sanz 


lunes, 7 de mayo de 2018

LA CELULITIS: DEL DIAGNÓSTICO AL TRATAMIENTO. ¿QUÉ NO DEBEMOS OLVIDAR?

CONSEJOS PARA PACIENTES AFECTADOS DE CELULITIS

La Celulitis es una patología crónica que afectarán a la mujer a lo largo de toda su vida, y que se estima, afecta a un 90% de las mujeres después de la pubertad. 

Su tratamiento supone un verdadero reto terapéutico para el médico especialista, por eso algunas medidas preventivas, dietéticas y de actividad física específica, nos pueden ayudar en el abordaje integral de esta patología tan compleja que es la Celulitis. 

En Arts Médica, nos gusta explicar a nuestras pacientes, como pueden contribuir a mejorar los resultados de sus tratamientos y como pueden lograr que estos resultados perduren en el tiempo. 



La Dra. Carlota Hernández Sanz, nos recomienda comenzar con el Control de factores desencadenantes: el sedentarismo, hábitos tóxicos como el tabaquismo, el uso de ropa ajustada o de calzado incorrecto, pueden echar por tierra los resultados de los tratamientos y agravar el estado de nuestra celulitis.

Deberemos evitar permanecer muchas horas sentados, sobretodo con las piernas cruzadas o de pie sin movernos. Huiremos de los ambientes calientes y húmedos, evitando tumbarnos al sol sin movernos, los baños calientes o las saunas. Reduciremos las actividades físicas que impliquen salto o impacto en las piernas, tales como correr, saltar, practicar step o el uso de plataformas vibratorias, sobretodo si se realizan sobre superficies duras. 

Trataremos de vestir con prendas holgadas, preferiblemente vestidos y de tejidos blandos que favorezcan la circulación de retorno, evitando en la medida de lo posible los vaqueros ajustados y los cinturones apretados. Cambiaremos las sandalias planas y los zapatos de tacón alto y punta estrecha, por un calzado con suela preparada para absorción de impactos, con un tacón de entre 2 y 4 cm y de horma ancha. Y dejaremos de fumar o reduciremos al mínimo el consumo de tabaco. 

Poner en marcha una serie de medidas preventivas también nos será de gran utilidad. Es por ello que elegiremos una dieta alcalinizante, rica en frutas y verduras frescas, con un aporte proteico adecuado, sobretodo en la cena para prevenir los edemas, rica en fibra para evitar el estreñimiento, baja en carbohidratos de absorción rápida y grasas saturadas y con un consumo de sal moderado.

Intentaremos practicar ejercicio moderado y adaptado, que no genere una sobrecarga de la microcirculación y/o empeore el retorno venoso. En este sentido, actividades como la natación, la elíptica o la bicicleta,  realizadas durante 45 minutos o más al día, entre 3 y 5 días a la semana, pueden sernos de gran ayuda  para mantener a ralla nuestra celulitis. Y en el caso que nos guste caminar, deberemos hacerlo sobre una superficie blanda, como la arena de la playa y descalzo o con el calzado adecuado, con cámara de amortiguación. Los ejercicios de tonificación de los grupos musculares de las piernas, tales como las sentadillas o la zancada, realizando 30 repeticiones (6-8 min) por grupo, entre 3 y 4 días a la semana, ayudados con pesas y/o gomas elásticas, también contribuyen a mejorar nuestra celulitis. Y no olviden, nos recuerda la Dra. Hernández, que cuando tengamos que permanecer sentados o tumbados, siempre que sea posible, lo haremos con las piernas situadas a un nivel más elevado que la cabeza. 

Podemos beneficiarnos con el uso de algunos cosméticos específicos, siempre que los apliquemos mediante técnicas que mejoren el drenaje linfático. Para ello elegiremos cremas que incorporen principios activos lipolíticos tales como la cafeína o la L-carnitina; activos drenantes como el ruscus y la escina, que mejoran el drenaje venoso y linfático, la centella asiática, que alivia la pesadez, el hormigueo, los calambres y el picor y la acetazolamida, que reduce del edema; principios activos reafirmantes tales como el DMAE, que mejora el tono muscular y cutáneo, el silicio orgánico, que estimula la síntesis de colágeno y elastina y los proteoglicanos, que favorecen la hidratación cutánea y  la síntesis de colágeno y elastina; sin olvidarnos de activos como el acido glicólico, un AHA extraído de la caña de azúcar, con propiedades regeneradoras e hidratantes, que es el vehículo de entrada ideal para otros activos. Y la hialuronidasa, que mejora la difusión de otras sustancia y disminuye la fibrosis. 

Estas cremas serán mas eficaces si nos las aplicamos en dirección ascendente, desde las rodillas hacia los muslos y antes de acostarnos. Por último, el control del estrés y la supresión de tratamientos hormonales, sobretodo el uso de anticonceptivos, serán claves para controlar nuestra celulitis. 

Te invitamos a visitar nuestra página web, donde podrás encontrar mas información sobre la celulitis. Y te pedimos que revises nuestro blog de noticias, si deseas saber mas sobre como y porque se produce la celulitis y con que tratamientos contamos para mantenerla a raya.






Dra. Carlota Hernández Sanz